lunes 24 de septiembre de 2018

Núcleos Húmedos: un desarrollo argentino ganó Primer Premio en París

Materiales Húmedos SA participó de la JEC Innovation Awards 2018, la mayor feria del mundo de los compuestos, y concursó en la categoría Smart Cities

Redacción @notipositivas por

Núcleos húmedos en París

¿Quién no querría tener baño, cocina y lavadero todo junto en un solo módulo, con un diseño novedoso y listo para instalar? Sobre todo recordando que, en un planeta habitado por más de 7000 millones de habitantes, el espacio se volverá un bien casi inalcanzable. Todo eso existe, se llama “Núcleos Húmedos”, es el primer sistema íntegramente construido con materiales compuestos del mundo y con él la empresa argentina Materiales Compuestos SA logró obtener el primer premio del jurado en su categoría “Smart Cities” (Ciudades Inteligentes) en JEC Innovation Awards2018.

La JEC se desarrolla en París y es la mayor feria del mundo de los compuestos. El ganador del premio se conoció el 7 de marzo pasado: la empresa argentina obtuvo su distinción con el desarrollo de un módulo bautizado con el nombre Núcleo Húmedo, y cuya característica es acelerar los tiempos de obra y simplificar las etapas de construcción.

Núcleos Húmedos triunfa en la JEC de París

Los núcleos húmedos, tal como su nombre lo indica, son módulos realizados con materiales compuestos que solucionan, en un solo volumen, tres espacios distintos e independientes: baño, cocina y lavadero; de esa manera, se resuelven todas las instalaciones para instalar en un local o en una vivienda. Como los muros del núcleo son paneles sándwich de fibra de vidrio con relleno de espuma de poliuretano, al estar hecho con materiales compuestos, no genera residuos ni requiere limpieza o retiro de materiales. Además, para su instalación no se requiere ningún suministro de agua ni hace falta pintura, especifican sus fabricantes. Este concepto incorpora materiales sustentables, modifica el uso de recursos como agua y energía, y permite la optimización de los tiempos y flexibilidad del diseño -se bajan los tiempos de construcción en un 40%, con ahorro de materiales y menos desperdicio en obra, porque se disminuye drásticamente la generación de residuos sólidos-, y ahorro de agua y energía para sus habitantes.

Es importante destacar que este diseño está pensado para ser aplicado especialmente en viviendas sociales, y por eso mismo está alineado con los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de la ONU, porque busca combatir la falta de sistemas de saneamiento habitacional, uno de los problemas de salubridad más importantes a nivel mundial, que afecta a unos 2400 millones de personas.