jueves 14 de diciembre de 2017

Ley BIC: avanza el proyecto en la Cámara de Diputados de la Nación

Tomas Horton por

El 16 de mayo pasado se realizó, en el anexo de la Cámara de Diputados de la Nación, la presentación sobre la ley de sociedades BIC a los diputados de la comisión de legislación general. Se trató de una reunión informativa que se suele realizar en los casos en que los proyectos no son tan conocidos por los diputados, por lo que se invita a expertos para que expliquen el tema.

En esta ocasión, participaron miembros del Grupo Jurídico B, de Sistema B, del Ministerio de Producción de la Nación, y también se expusieron los casos de dos empresas B argentinas: Inti Zen y Daravi. Guillermo Casarotti y Lorena Nuñez, fundadores de cada empresa respectivamente, fueron los encargados de contar lo que significa ser una empresa de triple impacto.

“Los emprendedores que hacen negocios cuidando el ambiente y a su gente merecen una ley que los proteja” dijo Guillermo Casarotti, fundador de Inti Zen.

Esta reunión es el segundo paso dentro de los cuatro pasos que, en genera,l hay cuando los proyectos ingresan a la Cámara de Diputados: 1. reunión de asesores; 2. reunión informativa; 3. tratamiento en comisión; 4. tratamiento en recinto. La reunión resultó muy productiva porque los diputados y asesores de diputados que se acercaron pudieron evacuar sus dudas respecto al proyecto de ley, e incluso algunos sugirieron, de manera muy constructiva y sin ánimos de frenar el proyecto, cambios en la redacción de ciertos párrafos de la ley que a su juicio daban lugar a dudas interpretativas. Esto último es muy importante, y es bueno que se dé en las discusiones previas a la votación oficial en el recinto, porque hace que el proyecto llegue a las instancias decisivas con mayor fuerza y consenso entre los legisladores de distintos partidos políticos. Recordemos que la idea del Grupo Jurídico B, impulsor de este proyecto de Ley BIC, es que la ley sea votada por unanimidad, ya que consideran que es un proyecto apolítico y que solamente busca el beneficio de la comunidad empresarial y de la sociedad en general.

Fue muy interesante el aporte de Ignacio Gregorini, director nacional de Innovación Social, quien dijo que “hay cada vez más emprendedores y emprendedoras que piensan en la sostenibilidad desde el momento en que inician su negocio, […] y es importante poder identificar emprendimientos que trabajen cuestiones integrales y de desarrollo local porque al no diferenciar a esas sociedades estamos discriminando negativamente”. Además, especificó que “es importante destacar que muchas de estas empresas de impacto social o ambiental solucionan muchos cuellos de botella en la economía social y popular. Entonces, en términos de pensar sociedades más igualitarias e integradas económica y socialmente, son grandes aliados”.

“En general creo que estamos todos de acuerdo con el fondo del proyecto. Tendríamos que trabajar en una redacción que nos convenza a todos para poder dictaminar lo antes posible” dijo Daniel Lipovetsky, diputado nacional y presidente de la Comisión de Legislación General que se encuentra tratando el proyecto.

En síntesis, se trató de una reunión más que positiva en la que se respiró un clima que invita a ser optimistas respecto del futuro del proyecto de ley BIC. Esperamos poder anunciar en los próximos meses la promulgación de este proyecto, que beneficiará a tantas empresas con propósito que trabajan a diario por el bien común y que hoy no están siendo reconocidas desde un punto de vista legal.