lunes 24 de septiembre de 2018

Vegan Expedition, moda slow comprometida con la Fashion Revolution Week y el bienestar animal

En esta ocasión, la Fashion Revolution Week ha centrado sus esfuerzos en repartir materiales educativos sobre la moda slow por todo el país

por

Vegan Expedition en la Fashion Revolution Week

MADRID.- “La clave está en comprar de forma consciente productos de calidad y no en cantidad”, dice Lili Olivares, creadora de Vegan Expedition. A través de dicho proyecto, esta española criada en Guatemala quiere que la gente conozca y valore el trabajo artesanal y la riqueza cultural de las comunidades indígenas.

Para ello, Vegan Expedition se ha unido a la Fashion Revolution Week de este año, que en esta ocasión ha centrado sus esfuerzos en repartir materiales educativos sobre la moda slow por todo el país. La marca de Olivares participa en la campaña #QuiénHizoMiRopa, que gira en torno a la transparencia que la gente exige cada vez más a la industria.

La colección upcycled con huipiles de Vegan Expedition es atemporal y se produce de forma ética en pequeñas tiradas, con la finalidad de que duren el mayor tiempo posible. “Todo lo que consumimos tiene una huella directa en el planeta, así que es importante centrarnos en buscar calidad y no cantidad”, como recuerda Olivares.

“Te llevas un pedacito de obra de arte”, añade Lili. Los huipiles son coloridas blusas de algodón y tintes vegetales tejidos a mano en telares de cintura. Cada huipil puede tardar en confeccionarse de 3 a 9 meses. No hay tampoco dos huipiles iguales ya que cada artesana plasma distintos conceptos de la cosmovisión maya: mitos, leyendas, ritos y costumbres antiguas, donde se refleja una estrecha conexión con la naturaleza y el cosmos.

Estos elementos son una forma de comunicación entre las comunidades: se entrelaza el pasado y el presente consiguiendo que no se pierdan las tradiciones y las historias que quedan inscritas en cada huipil. Las comunidades dan a los huipiles una segunda vida, convirtiéndolos en otros productos útiles con los que generar riqueza para la economía local. En cualquier caso, los huipiles representan la hermandad, la solidaridad y el orgullo étnico.

La marca quiere mostrar también su compromiso con las asociaciones en defensa de los derechos de los animales, haciendo honor también a esa visión mucho más respetuosa en la que el ser humano convive en armonía con el resto de especies. Visión  que Lili y su familia de Vegan Expedition promueven a través de su blog. De todos los productos vendidos por Vegan Expedition, un euro siempre irá destinado a la reserva de animales salvajes “Wild Forest” ubicado en Montserrat, Cataluña, y fundado por la youtuber Dulcinea (Paola Calasanz).  Wild Forest es un santuario para animales salvajes que han sido heridos y no podrán volver a vivir en libertad sin asistencia veterinaria, o cuidados y supervisión constantes.

+ INFO: http://www.veganexpedition.com/