lunes 24 de septiembre de 2018

Tromax, una iniciativa de lo más refrescante y sostenible

Estos aparatos de aire acondicionado ecológico no emiten gases a la atmósfera, y su gasto en agua y electricidad es mínimo

por

Los aparatos de aire acondicionado Tromax son ecológicos

MADRID.- Las altas temperaturas veraniegas provocan que se dispare la venta y el uso de los aparatos de aire acondicionado. Lo cual genera a su vez un importante problema ambiental, debido al aumento del consumo eléctrico y lógicamente, de las emisiones. Problema que irá a peor en los próximos años, en los que se espera una masiva implantación de dichos sistemas de climatización en los países en vías de desarrollo. De hecho, según el Ernest Orlando Lawrence Berkeley National Laboratory, en 2030 habrá en el mundo 700 millones de aparatos de aire acondicionado y la cifra aumentará a 1600 millones en 2050. De ahí que sea fundamental buscar alternativas sostenibles que refresquen nuestras casas en la época estival. Este es el objetivo de Tromax, marca de aire acondicionado ecológico.

El funcionamiento de los aparatos de aire acondicionado de Tromax es muy sencillo. Como explica su impulsor, Ángel Cordero, “en realidad esto existe desde hace muchísimos años. Hace 2000 años, las casas se construían en sitios donde normalmente había corrientes de aire. Y en verano, lo que solían hacer era colocar delante de las ventanas una manta húmeda, de manera que el aire seco y caliente atravesaba la manta húmeda y entraba en la vivienda convirtiéndose en aire fresco”.

Tromax no es más que la natural evolución tecnológica de este planteamiento. “El aparato es esencialmente un cajón en el cual hay tres paneles de celulosa con muchos pliegues. Pliegues que se han humedecido con un gota a gota. Por dichos pliegues se hace pasar aire seco y caliente. De manera que ese aire seco y caliente, al pasar rozando por los paneles húmedos, sale por el otro lado convertido en aire fresco”, señala Cordero.

Según el impulsor de Tromax, casi todas las grandes naves industriales se refrescan hoy día mediante sistemas similares. “Lo cual nos hizo preguntarnos por qué no los usábamos también para refrescar las viviendas”, añade Cordero. De hecho, Tromax cuenta con una amplia gama de aparatos preparados para todo tipo de usos, desde el doméstico hasta el industrial. También hay modelos especialmente adecuados para terrazas y carpas de hostelería.

Entre las principales ventajas de dichos aparatos, figura su alta eficiencia y sostenibilidad. No emiten gases a la atmósfera y su gasto en agua y electricidad es mínimo. “De media, gasta unos nueve euros al trimestre de agua. Y en cuanto a electricidad, gasta lo mismo que un ventilador. Consume de ocho a diez veces menos que un aparato de aire acondicionado convencional”, destaca Cordero.

Aire acondicionado con vocación social

Tromax es una iniciativa reseñable no solo por su compromiso ambiental. El proyecto nace además con una vocación social muy clara. En palabras de Cordero, el objetivo es “generar pequeñas cooperativas para que, en grupos de ocho a diez trabajadores, se puedan montar los aparatos aquí y además dar servicio posventa y de distribución”. Todo ello orientado a colectivos en riesgos de exclusión social, principalmente a personas mayores de 50 años y jóvenes que aún no han encontrado su primer empleo.

+ INFO: https://www.tromax.es/