miércoles 22 de agosto de 2018

Oikocredit supera el promedio del sector microfinanciero en alcance a las clientes mujeres

Casi el 90 por ciento de los clientes a los que llegan las organizaciones de microfinanzas en las que Oikocredit invierte son mujeres

por

Oikocredit ayuda a sus clientes mujeres en el sector microfinanciero

MADRID.- El inversor de impacto social Oikocredit, con oficinas y grupos de representación en Barcelona, Bilbao, Madrid y Sevilla, continúa superando el promedio del sector microfinanciero para llegar a clientes mujeres, según los indicadores publicados recientemente en el Informe de Desempeño Social y Ambiental 2017 de Oikocredit.

Casi el 90 por ciento de los clientes a los que llegan las organizaciones de microfinanzas en las que Oikocredit invierte son clientes mujeres, en comparación con el promedio del 70 % para el sector según lo indica la Encuesta de MVS Symbiotics 20171.

Oikocredit también superó el promedio del sector de alcance a clientes mujeres de microfinanzas en 2014, 2015 y 2016 al comparar año con año con los datos de Symbiotics para el mismo períodoEl último informe muestra cómo Oikocredit destinó 980 millones de euros para financiar a casi 750 organizaciones en 2017, llegando a 36 millones de clientes de inclusión financiera y más de medio millón de agricultores.

Oikocredit también mejoró en sus indicadores de energía renovable. El número de hogares con acceso mejorado a energía limpia gracias a las inversiones de Oikocredit creció hasta los 15.600 hogares, en comparación con 5400 hogares en 2016, mientras que se evitaron emisiones por 38.800 toneladas de gases de efecto invernadero, en comparación con 6960 en 2016.

El informe también detalla las actividades de asistencia técnica gratuita de Oikocredit. En 2017 movilizó 845.500 euros en fondos (un 53 % más que en 2016) procedentes de los donantes y del propio Oikocredit para apoyar a 100 organizaciones en el fortalecimiento de sus capacidades.

Thos Gieskes, director ejecutivo de Oikocredit, manifestó: “El empoderamiento de las mujeres es esencial para una sociedad justa y creemos que la inclusión financiera es fundamental para lograrlo. Nos comprometemos a maximizar nuestro impacto social en cada uno de nuestros sectores prioritarios: inclusión financiera, agricultura y energía renovable. También nos comprometemos a medir nuestro impacto”.

Ging Ledesma, directora de Desempeño Social y Relaciones con Inversores, añadía: “Es importante mostrarles a nuestros inversores y miembros que estamos cumpliendo nuestro compromiso con ellas y ellos, y demostrar cómo podemos mejorar las cosas con su apoyo. El desarrollo de capacidades es crucial para el trabajo de Oikocredit como una organización catalizadora que impulsa el cambio positivo”.

Clientes mujeres: cómo les llegan las inversiones

  • Margaret Karicho, propietaria de Maggie Fashions y cliente de Jitegemea Credit Scheme, que es financiado por Oikocredit, vende enaguas en un mercado de textil al por mayor en el área de Eastlands de Nairobi, Kenia. Margaret tiene tres marcas en total y el negocio es dinámico: comenzó en 1981 y, tras obtener su primer préstamo en 2000, las ventas crecieron en un 50 %. Ahora tiene un préstamo individual de un millón de KES (8485 euros) por año. El objetivo de Margaret es mejorar su nivel de vida.
  • Analiza Docpano es una productora de flores en Filipinas y miembro de RSPI, una microfinanciera financiada por Oikocredit. Analiza recibe préstamos de RSPI y tiene una cuenta de ahorros en la institución; ha trabajado en el cultivo de flores durante 25 años y ha duplicado el tamaño de su parcela a lo largo de ese tiempo. Sus flores se venden en Manila y la granja emplea a su marido y su familia política. Su ambición es garantizar que sus hijos terminen la escuela y puedan encontrar trabajos en el futuro.
  • Sara Sonia Garcia Pérez es una apicultora de cuarta generación y miembro de Miel Mexicana, una cooperativa financiada por Oikocredit y enfocada en la producción de comercio justo y miel orgánica para la exportación desde México. Sara dice que los beneficios de ser parte de una cooperativa incluyen recibir un precio más alto por su miel de lo que lo haría ella sola, y le gustaría seguir trabajando con las abejas y Miel Mexicana.
  • La costurera Suparna Samanta compró un paquete solar para el hogar de la empresa Punam Energy, apoyada por Oikocredit, en India en 2014. Las bombillas iluminadas gracias a los paneles solares permiten a Suparna coser y a sus hijas estudiar también por la noche. Aunque la comunidad de Suparna se conectó recientemente a la red, su sistema solar le permite reducir las facturas y recibir un suministro constante de energía a pesar de los cortes de energía que afectan a la red.

+ INFO: informe completo (en inglés),disponible para descargar aquí

Imagen: cortesía de Opmeer Reports.