lunes 18 de diciembre de 2017

Consumo de legumbres: una campaña educativa para favorecerlo

La II Campaña "Consume legumbres del país: son sanas y sostenibles” se celebra del 20 al 24 de noviembre en decenas de colegios y comedores colectivos

Adriana Perez Pesce por

II Campaña de consumo de legumbres

MADRID.- La asociación Mensa Cívica, un proyecto que recoge las iniciativas europeas que promueven la sostenibilidad en la restauración colectiva, lleva adelante esta semana la segunda edición de una campaña estatal para el fomento del consumo de legumbres. Esta acción se realiza en decenas de colegios y comedores colectivos hasta el viernes 24. Con ella se pretende difundir el valor saludable de las legumbres en nuestra dieta, así como su aportación a la sostenibilidad agraria.

“Queremos que en esa semana se coman, al menos, de una a dos raciones de legumbres de nuestro país en los comedores escolares y que los profesores descarguen de nuestra web y de las redes sociales materiales didácticos y la ficha didáctica de la actividad Descubre las legumbres con sus capacidades nutricionales, de sostenibilidad y variabilidad. Queremos que la comunidad educativa se integre con esta idea, que ponga diversidad de legumbres en los huertos escolares y que aprenda a cocinarlas de forma variada y entretenida. Y que los niños aprendan a consumirlas de forma tradicional o promoviendo nuevos hábitos alimentarios, como en germinados y snacks. Al hilo de este reto queremos que los productores de legumbres en España, recuperen la confianza en la calidad legumbrista de nuestro país y el papel beneficioso para la sostenibilidad en la producción alimentaria”, destaca la organización.

En este marco, Paola Hernández, técnica de proyectos de Mensa Cívica, en su intervención durante el I Congreso de Alimentación, Nutrición y Dietética que se celebró en Zaragoza, advirtió que, en la actualidad, los sistemas alimentarios mundiales “con su producción a gran escala, sus consumos y desperdicios excesivos no son sostenibles y producen una degradación ambiental y una sobreexplotación de los recursos naturales”.

En 2016, la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO, por sus siglas en inglés) celebró el Año Internacional de las Legumbres. En sus conclusiones, la organización sostiene que “las legumbres son buenas para nosotros, beneficiosas para los medios de subsistencia de los agricultores y tienen un impacto positivo en el medio ambiente. Está claro que aunque los frijoles secos, las lentejas y los guisantes hayan existido por siglos, desempeñarán un papel fundamental en nuestro futuro sostenible”.

Los cinco mensajes clave que ha dejado el Año Internacional de las Legumbres acerca del consumo de legumbres son: que son altamente nutritivas; económicamente accesibles y contribuyen a la seguridad alimentaria en todos los niveles; tienen importantes beneficios para la salud; contribuyen a la mitigación y adaptación al cambio climático, y promueven la biodiversidad.