martes 17 de octubre de 2018

Apadrina un olivo, salva un pueblo

En Oliete, Teruel, hace cuatro años apareció Apadrinaunolivo.org con la firme intención de salvar al pueblo a través de la recuperación de sus olivares

por

Apadrina un olivo

MADRID.- Posiblemente no haya un árbol más representativo de la cultura mediterránea que el olivo. Su aceite, al que muchos llaman “oro líquido”, es un elemento esencial que forma parte de las señas de identidad de la gastronomía de países como Grecia, Italia o España. En el caso español, hablamos además del principal productor mundial, responsable de la mitad de todo el aceite de oliva del planeta. Lamentablemente, esta realidad es compatible con el abandono que sufren miles y miles de olivos que han tenido la mala suerte de existir lejos de las principales zonas de explotación económica del árbol. Un buen ejemplo es Oliete, pequeña localidad de la provincia de Teruel, una de las zonas más olvidadas históricamente de España, y en el que se encuentran 100.000 olivos, muchos de ellos centenarios, que sufrían una total situación de dejadez. Hasta que hace cuatro años apareció Apadrinaunolivo.org con la firme intención de salvar al pueblo a través de la recuperación de sus olivares.

“Los olivos no son nuestros, los olivos son de la humanidad”, afirma José Alfredo Martín, cofundador de Apadrinaunolivo.org. “Para mí -añade-, estos árboles representan seres vivos que llevan habitando el planeta Tierra muchísimos millones de años más que nosotros, sin haberlo destruido. Creo que somos responsables de cuidarlos y conservarlos a nuestro lado para poder aprender y sacar lo mejor de ellos”.

Al mismo tiempo, este compromiso con el olivo puede servir para revitalizar pueblos de menos de 500 habitantes en peligro de desaparición, como es el caso de Oliete. La pérdida de población experimentada allí en las últimas décadas fue la causa del abandono de sus 100.000 olivos, entre los que se encuentran ejemplares de 400 o incluso 500 años de antigüedad.

Gracias a Apadrinaunolivo.org, ya se han recuperado más de 5000 de estos ejemplares. El coste de apadrinar un olivo es de 50 euros anuales. “El primer paso es entrar en la web y seleccionar el olivo que se quiere recuperar. Luego creamos un vínculo entre ese olivo y esa persona. El vínculo empieza bautizando el árbol”, explica Martín a NOTICIAS POSITIVAS.

Existe además una app, desde la cual, el padrino puede hacer un seguimiento de la evolución de su árbol. Esta unión del campo y las nuevas tecnologías es una de las claves del éxito de la iniciativa.

“Lo que hemos logrado -señala el cofundador- con el proyecto es hacerlo atractivo para las ciudades: si la gente demanda el contenido a través del móvil, pues vamos a hacerlo a través de un teléfono móvil para que así sea fácil para todo el mundo. Nuestra aplicación móvil es como una ventana a ese árbol que tú tienes en el pueblo, pero esa ventana está en la ciudad y está en tu bolsillo”.

Desde Apadrinaunolivo.org también se organizan visitas de fines de semana para que los padrinos puedan visitar el pueblo, conocer el proyecto y abrazar a su árbol. Se calcula que en estos cuatros años de actividad, ya han visitado Oliete unas 3500 personas gracias a esta iniciativa. Y además, a finales de año, cada padrino o madrina recibe dos litros del aceite de oliva producido a través de los olivos recuperados.

“El proyecto nace como un modelo de desarrollo rural. La idea es crear una categoría de mercado responsable con nuestros pueblos, y que pueda englobar diferentes productos que tengan en común que provienen de pueblos de menos de 500 habitantes, que se está retribuyendo al agricultor de manera justa, y que se está cuidando y preservando el entorno medioambiental de esos cultivos”, destaca Martín.

Entre los agricultores a los que ya se ha dado trabajo en Oliete -en total son seis puestos de trabajo fijos y seis por horas- se encuentra además una persona a tiempo completo de la Agrupación Turolense de Asociaciones de personas con Discapacidad Intelectual (Atadi), entidad que está involucrada en la recuperación del olivar desde los comienzos. De este modo, Apadrinaunolivo.org quiere contribuir a cerrar la brecha que impide que las personas que sufren algún tipo de discapacidad disfruten de las mismas oportunidades para encontrar un empleo en el entorno rural.

+ INFO: https://apadrinaunolivo.org