viernes 24 de noviembre de 2017

Grefa acogió a casi 3500 animales huérfanos en el Hospital de Fauna Silvestre

Más de sesenta voluntarios han hecho posible atender a los animales huérfanos que ingresaron durante la reciente temporada de reproducción en el Centro

Adriana Perez Pesce por

animales huérfanos rescatados por Grefa

MADRID.- Un total de 3463 animales huérfanos de 74 especies diferentes han ingresado en 2017 en el Hospital de Fauna Silvestre que la asociación Grupo de Rehabilitación de la Fauna Autóctona y su Hábitat. Centro de Recuperación de Animales Silvestres (Grefa) tiene en Majadahonda (Madrid). Se da la circunstancia de que en primavera y verano, en plena temporada reproductora, entran en estas instalaciones gran cantidad de polluelos de aves y crías de otros animales. Puede tratarse de ejemplares que se han caído del nido, que son inexpertos en el vuelo, cuyos progenitores han muerto o les han abandonados, que sufren diversas lesiones o patologías o simplemente que están demasiado débiles.

“Todos los años montamos un verdadero hospital de campaña para poder atender a la gran cantidad de animales huérfanos que nos entra a diario, a menudo traídos por los propios ciudadanos que los encuentran”, indica Isabel Moreno, que coordina para Grefa todo este operativo, que permanece activado hasta bien entrado el otoño. “Incluso en las fechas en las que estamos a menudo necesita nuestra ayuda la fauna más joven y menos experimentada en un momento tan delicado como es el de sus primeras semanas de vida independiente fuera ya de la protección de los nidos, madrigueras y demás refugios donde nacieron”, explica Moreno.

La cifra de animales huérfanos que ha ingresado en 2017 en el Hospital de Fauna supera en más de seiscientos ejemplares la del año anterior y marca un récord nunca antes alcanzado en los más de 35 años de funcionamiento de este centro especializado. Según la responsable de la campaña, “hay que tener en cuenta que a final de año, cuando hagamos el balance de todos los animales que nos han entrado, comprobaremos que los huérfanos suponen un importante porcentaje del total, previsiblemente por encima del 50 por ciento”.

En cuanto a las especies que más han entrado como animales huérfanos, al igual que en años anteriores la más habitual ha sido el vencejo: 1203 ejemplares, es decir, algo más de un tercio del total. Las siguientes especies más comunes han sido gorrión común (395 ejemplares), ánade real (335), urraca (298) y avión común (228). Aunque los polluelos de pequeñas aves acapararon la mayoría de los ingresos, también ha atendido este año a crías de otros grupos faunísticos, en concreto de mamíferos, como por ejemplo erizos, murciélagos, zorros, ardillas, corzos y conejos.

Más de 1800 animales huérfanos fueron liberados 

De los animales huérfanos atendidos por Grefa en 2017, 1863 (casi el 54 por ciento de los ingresos) han podido ya ser devueltos a su hábitat natural completamente recuperados. La especie con más liberaciones fue de nuevo el vencejo, con 840 ejemplares devueltos a la naturaleza. “El año que viene tenemos previsto que algunos de los vencejos liberados porten data loggers, que son unos dispositivos electrónicos diminutos que nos permitirán conocer los desplazamientos a larga distancia de estas aves, algo que ya llevamos a cabo con otras especies migratorias como el cernícalo primilla”, adelanta Moreno.

Las liberaciones de animales huérfanos son el punto culminante de una campaña que en 2017 ha conllevado la participación de más de 60 voluntarios. Todos ellos han recibido una formación previa y se han organizado en turnos de mañana y tarde, los siete día a la semana, para poder atender el ingente trabajo que supone la alimentación, limpieza, mantenimiento y rehabilitación de polluelos y crías.

En palabras de la responsable de la campaña, “la ceba diaria de estos pequeños y otros cuidados básicos son los principales trabajos que desempeñan los voluntarios, muchos de ellos estudiantes de veterinaria y biología, pero también otras personas amantes de los animales y de la naturaleza que simplemente quieren ayudar”.

La Campaña de Huérfanos es sufragada por Grefa con sus propios medios, con la única ayuda económica de los socios y simpatizantes de la ONG que deciden apadrinar a los animales atendidos en este hospital de fauna. En la mayoría de los casos los ejemplares huérfanos que son devueltos a la naturaleza son liberados por sus propios “padrinos” o “madrinas”.

Desde su creación en 1981, esta ONG ha atendido a más de 60 mil animales en su Hospital de Fauna Salvaje, considerado el más grande y de más actividad de Europa en su especialidad. Su labor ha sido reconocida por la concesión de dos de los premios sobre medio ambiente más prestigiosos de Europa, el de la Fundación BBVA a la Conservación de la Biodiversidad (2016) y el Fondena (2015).