viernes 24 de noviembre de 2017

La Argentina le compra energía eólica a Uruguay

Ventus es la primera empresa privada uruguaya que exporta energía renovable, y la Argentina es el primer país beneficiado con lo que se considera un hito para la industria

por

ventus venderá energía eólica a la Argentina

Ventus, la empresa uruguaya de energía eólica, se convirtió en la primera empresa privada de su país en vender energía eléctrica al exterior. NOTICIAS POSITIVAS conversó con su director, Francis Raquet, quien ya había anticipado en un programa anterior sobre la posibilidad y los beneficios de este acuerdo estratégico entre la Argentina y Uruguay.

Este hecho inaugura una nueva etapa para ambos países en los que transición energética, eficiencia y colaboración son más que palabras clave.

AMB: -Hace un tiempo nos habías contado en este programa que Uruguay tenía una cantidad de energía que le “sobraba”, y que estaban esperando el momento para poder exportarla
-Sí, finalmente, a partir del lunes 16 de octubre a las 0 horas, empezó a fluir energía desde los parques que operamos nosotros acá en Uruguay hacia la Argentina. Estamos muy contentos.

Antes, esto se hacía a nivel de gobiernos entre la UTE, que es la empresa estatal uruguaya, que intercambiaba con Cammesa los sobrantes de energía a través de Salto Grande. Ahora, este último año hubo pocos intercambios. UTE prefirió vender sus excedentes a Brasil y no hubo muchos intercambios con Cammesa. Pero de nuestro lado, desde el lado de Ventus, sí veníamos en conversaciones con ellos, y finalmente se dio. Fue todo un hito porque generalmente este tipo de intercambios se hicieron siempre a nivel estatal, y los privados tenían poco lugar. Entonces, cuando finalmente se logró, fue todo un hito.

energía eólica: Ventus, Francis Raquet

Esta es la primera vez que una empresa privada exporta energía a otro país. Estamos muy contentos con eso, y como decías vos antes, Uruguay comenzó un cambio en su matriz energética hace ya casi una década, y ahora tenemos muchísima más energía de la que necesitamos, y entonces estamos exportando a Brasil y ahora a Argentina. También estamos contentos porque hoy (por el jueves 19 de octubre) es la RenovAr 2.0, y yo en este momento te hablo desde Uruguay, pero la mitad de la semana estoy allá. Ahora tenemos más de 40 personas de Ventus trabajando allá, en Buenos Aires. Están todos como locos, ultimando los detalles, porque ahora antes de las 2 de la tarde hay que hacer las ofertas. Nosotros vamos a presentar tres proyectos eólicos en esta oportunidad.

AMB: -El año pasado cuando viniste aquí, todo esto era una incertidumbre, estaba recién empezando. Hoy, Uruguay y la Argentina están teniendo un diálogo nuevo, distinto, de compartir a partir de las energías renovables.
-Las energías renovables se dieron algunos años antes en el Uruguay, pero ese tren ya pasó totalmente. Tenemos toda la energía eólica y eléctrica que necesitamos y, de hecho, tenemos hasta de más. Se armaron muchas empresas como la nuestra que aprendieron ese know how acá en Uruguay, y que ahora de alguna manera la estamos volcando en la Argentina. Nosotros con Ventus desembarcamos hace dos años en la Argentina, al principio éramos poquitos, y ahora, desde la última entrevista que tuvimos en la radio hasta ahora, se han incorporado muchísimas personas a nuestro equipo de trabajo.

 Estamos trabajando para los principales players de la Argentina, que están incursionando en energía renovable, y en paralelo hemos desarrollado varios proyectos que ahora estamos volcando en la RenovAR, pero también para el mercado entre privados. Hay muchos privados que quieren volcar energía renovable a su consumo, no sólo por la Ley, sino porque es negocio hacerlo.

Toda esta energía -son 250 mil Mw/h al año que volcaremos en la Argentina- es energía de ocho parques eólicos que operamos acá en Uruguay. Ahora estamos exportando a un precio menor que el costo de abastecimiento de la demanda en la Argentina, con lo cual les viene bien para contribuir a bajar los costos en su país. Y además es energía renovable. Ganamos los dos: nosotros colocamos la energía, y ustedes tienen energía mucho más barata.

GM: -El año pasado no se veía tanto interés de los privados en invertir en renovables.
-Estaban un poco reacios, había mucha incertidumbre en torno a los precios, que terminaron estando muy por debajo de lo esperado.