martes 21 de agosto de 2018

#ExperienciasN+: un desfile de moda, oasis para los usuarios del subte porteño

La pasarela ya no es más un lugar cerrado: con esta idea, se realizó el desfile de Consagrados BA, abierto al público, en la estación del subterráneo porteño Santa Fe-Carlos Jáuregui de la línea H

Patricia Melgarejo por

Desfile en el Subterrráneo de Buenos Aires

La una del mediodía es un horario bastante tranquilo en el subterráneo de la Ciudad de Buenos Aires. No es hora pico, pero transita la cantidad de gente suficiente como para sorprenderse y detenerse si ven descender por las escaleras a varios modelos enfundados en prendas no demasiado convencionales.

Subterráneo de Buenos Aires

El modo de visibilizar las creaciones debe cambiar y actualizarse para que no se convierta en algo rutinario y, en consecuencia, invisible. Este año, se vieron desfiles en el Puente de la Mujer en Puerto Madero o en la cancha de Atlanta. La pasarela ya no es necesariamente un lugar cerrado. Esta fue la idea que impulsó a realizar el desfile de Consagrados BA en la estación de subterráneo Santa Fe- Carlos Jáuregui de la línea H, en forma abierta al público, y frente al Mural de la Diversidad. 

Consagrados BA forma parte de Autores de Moda BA, la iniciativa de la Subsecretaría de Desarrollo Económico de la Ciudad que busca distinguir y valorizar el diseño de autor en Buenos Aires. El objetivo es acompañar y potenciar a diseñadores locales ya afianzados en el mercado y con trayectoria en la Ciudad. 

En este caso, los autores que exhibieron sus diseños fueron Andrés Baño, Luz Ballestero y Belén Amigo, quienes presentaron sus colecciones otoño-invierno 2018.

Desfile de moda en el subterráneo porteño

Esta acción en un lugar como el subterráneo, que todos transitamos a diario, es un paso más para acercar la moda a cada uno de los vecinos. Además, lo hicieron junto al mural en homenaje a Carlos Jaúregui, el activista pionero en la visibilización del colectivo LGBIT, lo que permite seguir promoviendo valores como la inclusión, la diversidad y la libre expresión.

Celulares en alto, los transeúntes y viajeros de la línea H se detuvieron unos minutos en su camino y disfrutaron de un hecho inesperado y gratificante, en medio del vértigo del tránsito urbano bajo tierra. Y no es fácil ni sorprender ni hacer detener a los paseantes porteños.